Últimamente el turismo rural es una de las formas más demandadas de pasar las vacaciones de verano. Huir del calor sofocante del asfalto de las grandes ciudades, poder disfrutar de la tranquilidad que ofrece la naturaleza, o degustar los platos frescos y típicos de la zona, son varios de los motivos para elegir el norte como uno de destinos rurales preferidos por muchos viajeros.

¿Qué te parece Asturias?

Asturias se describe a sí misma como “un paraíso natural”, y es que su naturaleza es muy rica, variada y con un alto nivel de conservación medioambiental. Además de sus lagos, embalses y ríos, nos ofrece más de doscientas playas diferentes como arenales, pedreros o esas calas que tanto nos gustan.

Es por ello que Asturias supone un destino ideal para el turismo rural, ya que nos ofrece gran cantidad de ofertas y escapadas rurales al mejor precio. Además, por sus paisajes de ensueño, sendas costeras, cumbres y picos que la coronan, hacen de esta región el lugar perfecto para realizar deportes de montaña, como ciclismo o senderismo.

Con un abundante Patrimonio de la Humanidad, como la fuente de la Foncada o cuevas prehistóricas con arte rupestre, Asturias nos ofrece una gran variedad de actividades culturales, así como eventos gastronómicos durante todo el año. El Festival de la Sidra Natural es uno de los más importantes, ya que la sidra asturiana es el símbolo de identidad más importante de la zona y para cualquier asturiano supone más que una bebida. Es en agosto, así que ¿por qué no acercarte por allí estas fechas? ¡Aprovecha!

Disfruta del verano en una bonita casa rural asturiana

En esta región, además, podemos encontrar casas rurales con más de 100 años de antigüedad para revivir su pasado y pasar un verano rodeado de un buen ambiente. Por supuesto, no nos olvidamos de las casitas rurales en medio de la naturaleza, en esas aldeas típicas asturianas que todos hemos visto en alguna ocasión, aunque sea en la televisión. Tú solo imagina esa amplia terraza desde la que admirar un precioso valle, ¡verde incluso en verano!

Aunque se alejan un poco del turismo rural típico tampoco podemos olvidarnos de las villas marineras, que jalonan toda la costa asturiana. Diecinueve villas de pescadores que guardan cascos antiguos y sidrerías, como las de la Plaza de la Marina en Cudillero, bordeadas por acantilados con vistas al mar cantábrico. El pueblo de Bustio, en Ribadedeva, es la opción ideal entre lo rural y costero. En su territorio se erigen interesantes muestras de arquitectura indiana, rodeadas de espacios naturales como la sierra de Cuera, muelles pesqueros y playas a los pies de verdes acantilados. Una bonita postal, ¿no?

Os invitamos a disfrutar de un turismo rural de Asturias, entre verdes intensos y aguas cristalinas. Toda una experiencia para entrar en contacto con la naturaleza y decir adiós al ajetreo de las grandes ciudades.